¿Qué significa para tí estar prometida? Hay parejas que nada más prometerse, empiezan a realizar planes de boda. Pero para otras, el compromiso es simplemente un paso más en su relación, sin empezar a pensar inmediatamente en boda.

Si tu eres de las segundas, este post te interesa.

Y ahora te estarás preguntando… ¿Cómo puedo empezar a organizar una boda sin tener planes de boda?

Pues aquí te voy a dar unos tips para que empieces, sin prisa pero sin pausa. De esta forma, cuando digas de organizar tu boda, podrás hacerlo en pocos meses, con las ideas muy claras y sin tener que endeudarte.

4 Pasos para empezar a organizar tu boda sin tener fecha

1 – AHORRAR

Parece algo muy básico, pero no todas las parejas lo tienen todo tan claro.

En determinadas zonas es costumbre o tradición que la familia acabe pagando casi toda la boda, pero no siempre es así y no podéis confiar en que así sea. Por eso mismo, si no estáis aún haciendo planes de boda, es el mejor momento para empezar a ahorrar de forma constante de cara a la boda.

El presupuesto medio para una boda, con unos 100 invitados (incluyendo todo), es de unos 20.000 €, y una parte importante de ese presupuesto será para el catering y el espacio (70%-80%), que se paga en varios plazos.

Y el resto de ese presupuesto (regalos, ropa, viaje, invitaciones…) deberéis pagarlo antes de la boda.

¿Y si intentáis ahorrar la mitad de ese presupuesto antes de empezar a organizar la boda en realidad?

De esa forma, cuando pongáis fecha y empecéis a contratar profesionales, no tendréis problemas con las reservas, ni con las primeras cuotas y así no estaréis agobiados con mil pagos el año antes de la boda.

Os pongo un ejemplo rápido:

Empezáis a ahorrar 2 años antes de poner fecha

Ahorráis 200€ cada uno y cada mes = 400 € / mes

24 meses x 400 € = 9.600 €

Tras eso, ponéis fecha a 12 meses vista y seguís ahorrando lo mismo.

12 meses x 400 € = 4.800 €

Habéis ahorrado… 9.600 + 4.800 = 14.400 €

Ahora no tendréis ningún problema para poder pagar vosotros casi toda la boda.

Y si vuestra familia quiere pagar parte del banquete, la ropa, las flores o el viaje de novios, será bienvenido, pero no será una obligación para ellos.

Y para vosotros será un dinero extra con el que os encontraréis y que podréis invertirlo en  algún capricho para la boda, mejorar el viaje de novios, hacer algo en la casa que no teníais previsto o simplemente para tenerlo como ahorros para futuros imprevistos.

2 – ESTILO

No os estoy pidiendo que empecéis a mirar decoración de bodas, ni comprar revistas, ni sumergirse en Pinterest durante horas.

Os pido que vayáis observando lo que os gusta y lo que no os gusta en otras bodas a las que vayáis o veáis en redes, en la tele, en una revista…

Por ejemplo, podéis ir pensando si os gustaría más una boda de verano, de noche, al aire libre, alrededor de una piscina y en plena naturaleza o en cambio, preferís una boda en invierno, de día, en un salón de bodas en la ciudad…. y si os gustaría más una boda tranquila y romántica o una boda que sea un fiestón y más desenfadada.

Tened en cuenta que el estilo de la boda lo determina todo: las invitaciones, la ropa, el menú, el lugar, la fecha y el horario, los profesionales que necesitáis…

De esta forma, cuando decidáis poner fecha, seguramente tendréis muy claro cuándo ponerla, qué tipo de lugar queréis y qué tipo de profesionales necesitaréis.

3 – MÚSICA

Y de nuevo, no os estoy diciendo que empecéis a mirar músicos, sino que vayáis observando qué tipo de música os gusta y cual quedaría bien en vuestra boda.

Podéis hacer una lista común en Spotify e ir añadiendo canciones que os gusten a los dos.

En principio da igual el estilo, pueden ser canciones románticas, animadas, modernas o antiguas, da igual. 

La idea es ir viendo qué os gusta a los dos y cómo podréis trasladarlo a la boda.

Cuando pongáis fecha, ya podréis empezar a mirar si para la ceremonia queréis música en directo y de qué tipo será (un coro rociero, música de cuerda, un piano y una voz…) y si queréis poner un grupo en la boda, con este lista podréis saber si necesitáis un grupo de versiones más tipo melódico, pop, rock, rumbero…

4 – REDES SOCIALES

No os recomiendo que empecéis a seguir a profesionales de bodas a lo loco, pero sí que vayáis viendo quienes son los profesionales que trabajan en las diferentes bodas que vais viendo en redes, y si os gusta lo que véis, podéis ir siguiéndoles, para ver si llegado el día, pueden encajar en vuestra boda.

Y si no queréis que vuestro mail, Facebook o Instagram se llene de bodas, bodas y bodas, un buen truco es crear un mail en gmail solo para vuestra boda y crear las RRSS para vuestra boda. 

Así todo lo que tenga que ver con la boda estará ahí y no saturara vuestro día a día, si vosotros no lo queréis así.

Espero haber te ayudado con estos pasos, tan básicos, pero tan esenciales, para poder empezar a organizar tu boda con total tranquilidad y sin necesidad de tener que fijar una fecha.

Recuerda, si quieres ayuda con tu boda, no dudes en ponerte en contacto conmigo.